Es una de las partes más importantes del trabajo de una agencia, pero bien puede ser interesante para cualquier otro profesional.

Los previos se eternizan. Es cierto que cada vez más hasta que no se toma la decisión de empezar un encargo, es posible que hayan pasado semanas o meses, y lo más posible es que se hayan dado más de una reunión, llamadas, encuentros … todo para que garantizen el éxito del compromiso mutuo que supone un encargo. Por eso es tan importante mantener buenas relaciones cliente – proveedor.

Si al final se acepta que se realice un encargo, el presupuesto es el documento que lo valida por ambas partes, cuándo es aceptado y a su confirmación.

TRUCOS

El presupuesto debe contener todos los datos necesarios para establecer los términos y condiciones de venta.

Como empresa nos interesa poder transmitir la mayor cantidad de ideas en el menor espacio posible. Es recomendable utilizar tablas y puntos.

Los datos que se van a consignar en un presupuesto son básicamente los que se especifican en la factura comercial:

-Fecha, nombres y razones comerciales del comprador y vendedor.

  • Numero de presupuesto
    -Qué trabajo se va a realizar.
    -Descripción detallada del precio de los trabajos.
    -La forma de pago y el tiempo para hacerlo una vez aceptado el presupuesto.
    -Tiempo de validez de la oferta.
    – Qué no incluye el presupuesto (participación de otros proveedores, piezas no incluidas, impuestos, etc.…)

“Una vez firmado y aceptado por las partes, tendremos lo más parecido a un contrato en nuestras manos, pues existe la voluntad de las partes o consentimiento. Hay un objeto cierto del contrato y una causa para su realización”,