Dropshipping, o lo que es lo mismo “VENDER LO QUE NO SE TIENE”.

LLevamos mucho tiempo en esto del e-commerce. Hace años suma9 era un espacio comercial, una tienda – despacho y sala de eventos entre otras cosas. Un “CONCEPT STORE” en el corazón de los barrios de Barcelona, allá por el 2006.

Salíamos en el periódico porque era toda una novedad, pero con la tecnología y su repercusión en el comercio online y retail, hoy ya es prehistoria.

Nuestra virtud retail de seleccionar producto se mantiene intacta, y la experiencia es un grado.

Lejos queda el movimiento emprededor de las starts-ups, que con los programas de código libre, y un par de tutoriales uno podia montarse una tienda online y vivir de ello.

Nosotros cambiamos de sociedad, de sede, de marca pero aun nos dedicamos para nuestro clientes a la consultoría del comercio online, aunque ahora es otro cantar.

Las cosas han cambiado mucho desde entonces, y lamentablemente la carrera del precio y la crísis del consumidor ha convertido el canal on-line español en una carrera de precios con tendencia a bajar y a la baja.

La práctica DROSHIPPING o “vender lo que tiene otro“, se inició en la primera fase del comercio electrónico como una opción económica y rentable para cualquier tienda online o minorista que se lanzara al mercado en la red.

¡Ahora ya no!

Esta práctica, especialmente para quienes no la combinan con el comercio retail tradicional, es un problema a considerar.

El nivel de exigencia del consumidor, la batalla de precios, la ley del disestimiento o el transporte, son algunas de las causas y quebraderos de cabezas de este canal. Los distribuidores que mayormente compran en China, no les interesa todos estos lios, ellos tienen suficiente con el product, y menos desde la gestión de un intermediario que al final muchas veces compra poco, de forma intermitente y con muchas exigencias que provienen obvio de un consumidor mal acostumbrado.

La gestión informática de los prodcutos de diferentes proveedores asi como el contenido mínimo promocional que se requiere para exponer hoy en dia un producto en línea se ha complicado mucho.

Para cada producto que se vende online, el vendedor necesita un mínimo de seis campos de información relacionada con el producto. Sin incluir SEO, muchas veces el único recurso de posicionamiento online , porque cualquier otro ya requiere pago e inversión.

Cuando un cliente compra algo en una tienda online con dropshipping, el minorista genera un pedido a su proveedor. En el mejor de los casos gestiona también la logística, porque ahora además logística y distribución online han creado un diálogo muy complicado de reparto de responsabilidades.

Entonces se ha de esperar respuesta, un tiempo que cada vez se dilata más, y dónde la última moda es si esto es internet, no hay posibilidad de teléfono. Con la respuesta y la garantía de esta ya puedes decirselo al cliente, que como paga rápido telemáticamente, quiere la misma rapidez en respuesta y servicio.

Si una empresa que vende a través de dropshipping no automatiza el proceso de gestión de pedidos, sin contar la gestión comercial o el marketing online promocional de su marca. Esa empresa no podrá tener una oportunidad real de escalar su negocio y crecer.

Imagen de la marca de comercio online.

Cuando un cliente compra online, espera todo el servicio de ese artículo comprado, quiere la misma atención que en una tienda, que le llegue bien, ràpido, y según la descripción y la fotografia que le ha motivado hacer la compra. Cuando una empresa tiene una tienda online que gestiona con dropshipping la calidad de este servicio no está en sus manos, se lo confía a su proveedor o proveedores.

Si este además tiene volumen y por lo tanto disposición de reclamar calidad en el servicio genial, pero sino, dará la cara ante el cliente del servicio de un tercero.

Lo hicimos hace unos años, y estuvo bien, era un modelo de negocio rentable, y por ello fue hackedo nustra última tienda on-line. Pero ahora para hacerlo de nuevo es imprescindible tener muchas cosas en consideración porqué las reglas del juego han cambiado y seguiran cambiando al ritmo y velocidad de la red.