La fotografía es uno de los elementos visuales de comunicación más relevante para las marcas para promocionar sus productos desde la emoción.