La naturaleza nos ofrece infinitas paletas de creatividad cromática.

“Ver lo bello donde los demás ven desechos, es la clave de la filosofía japonesa que nos inspira desde nuestros inicios.”

Wabi Sabi es la belleza de la imperfección , de lo efímero, incluso de lo putrefacto, aunque como occidentales hayan palabras que nos suenen malsonantes son parte de la belleza del ciclo de la vida, porque sencillamente creativamente hablando preferimos no desartar nada y porque en todo hay algo que ver y porque no que admirar.

Esa es la filosofía que nos llego en el 2006 de la mano de un ser mágico, una mujer, una enfermera, alguien capaz de sentir, ver y compartir.

La tapa del libro nos viene al pelo porque coincide con la gama cromática que hemos elegido para este post, del lila al marrón, del beige al gris, todo dentro de una cebolla de la variedad “Figueras”, porque aquí en la agencia le ponemos nombre a todo, el nombre que toca.

WABI – SABI abstrae de la naturaleza tres premisas importantes:

  • Nada es perfecto
  • Nada es permanente
  • Nada es completo

Es difícil descontextualizar la expresión que define esta filosofía desde occidente, donde simple, sencillo, auténtico, pero también rústico, esencial, sin artificio, sin pretensiones pudieran ser sinónimos de algo más que un concepto estético, es sin duda un estilo de vida.

gama cromatica wabi sabi
gama cromatica wabi sabi