El diseño de una símbolo gráfico que defina la identidad visual de un proyecto sea cual sea, debe responder a las características y valores de ese proyecto en concreto primero de todo, y saberlo introducir en el mercado objetivo, pero especialmente en la memoria de los que lo van a necesitar o utilizar en ese caso el futuro cliente o usuario .

Tan solo así, es posible crear un identidad para comunicar y sobretodo ayudar a entender  el mensaje, y lo que el discurso de la marca quiere.

Luego, de forma natural esa marca crece se desarrolla y evoluciona de forma proporcional, sin grietas y poco adquiere la identidad y la fuerza de posicionamiento en el mercado, sin dudas firme y decidida.

No se trata solo de estética, se trata de funcionalidad adaptada al lenguaje simbólico, y entonces  aquel producto y servicio, se convierte en bandera de lo que muestra, y … luego el tiempo dirá el resto.

Mucha suerte Proyecto

IRON MIND METHOD